• Imprimir

Quemas controladas en el Parque Natural del Delta del Ebro

Durante el mes de febrero se limpiarán 130 hectáreas de superficie del parque

14/02/2018 11:02
Momento de la quema de carrizales

Momento de la quema de carrizales

Hasta finales del mes de febrero se llevarán a cabo quemas controladas en el Parque Natural del Delta del Ebro. Concretamente, las quemas afectarán en el carrizo presente en las balsas de les Olles, la Encanyissada, la Platjola, la Tancada y en los Ullals de Baltasar. En total, se prevé actuar en 130 hectáreas de superficie, si la climatología lo permite.

Esta actuación se lleva a cabo cada año durante el mes de febrero como herramienta de gestión clave para regenerar ecosistemas húmedos y mejorar los hábitats protegidos. El objetivo de la quema es reducir la acumulación de biomasa y materia orgánica en espacios húmedos para facilitar el movimiento de la fauna presente. La planificación de los trabajos se ha diseñado con el objetivo de minimizar el impacto en el entorno, de manera que las quemas se efectúan por fracciones, repitiendo la operación cada cuatro o cinco años a la misma fracción.

Qué es el carrizo y por qué se quema
El carrizo (Phragmites australis) es una planta de la familia de las gramíneas parecido en la caña, que se extiende por grandes extensiones y desplaza otras especies. En el Delta del Ebro, los carrizales se encuentran entorno a las balsas, antiguos arrozales y márgenes del río. Estos son los hábitats potenciales para la nidificación de aves y como el carrizo crece de manera muy rápida, se acumula materia orgánica y restos que provocan un envejecimiento progresivo de la planta. El fuego sirve para eliminar los restos vegetales muertos del carrizo para que el nuevo salga con más vigor en primavera. 

Las quemas se hacen ahora porque la vegetación reúne las condiciones óptimas y fuera del periodo reproductivo de las aves.

Las quemas se llevan a cabo cada año en esta época para regenerar los ecosistemas húmedos y mejorar los hábitats

Más información