• Imprimir

Regulación del sector del taxi

El texto estipula que para realizar este tipo de actividades se deberá constituirse en sociedad mercantil, laboral o cooperativa

09/11/2016 12:11
Taxi

El Gobierno ha aprobado el decreto que regula las condiciones de contratación y comercialización de los servicios de taxi urbano e interurbano que hacen las empresas de mediación, ya sea a través de emisoras de radiofrecuencia, sistemas de telefonía o aplicaciones informáticas. El objetivo es garantizar los derechos de los usuarios y evitar la actuación de organizaciones que, sin los requerimientos necesarios de solvencia profesional y técnica, pueden suponer un riesgo de fraude o incumplimiento de las obligaciones adquiridas.

El servicio de taxi, y especialmente el que se presta en las grandes áreas urbanas y metropolitanas, ha incrementado y tecnificado de forma progresiva mecanismos de comercialización y contratación de la oferta de diversa tipología. Actualmente predominan las que se basan en comunicaciones por vía telefónica o telemática por encima de las tradicionales radioemisoras. La finalidad del nuevo decreto es proteger de forma efectiva los derechos de los usuarios ante el elevado volumen de contratación de servicios por estos medios.

Comunicación previa

A partir de la entrada en vigor de la nueva norma (20 días después de que se publique en el Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña), cualquier persona que quiera realizar los servicios de contratación y comercialización de taxi deberá constituir una sociedad mercantil, laboral o cooperativa y comunicarlo previamente a la administración competente (ayuntamiento, ente local o Generalitat) y acreditar los demás requisitos que se exigen:

  • Disponer de un local abierto al público o, como alternativa, un sistema telemático de atención al cliente.
  • Cumplir con las obligaciones en materia de protección de datos.
  • Disponer de un sistema de comunicación que permita y garantice la transmisión de datos para la asignación de servicios a los taxistas.
  • Justificar la vinculación de la empresa de mediación con los titulares de un número mínimo de licencias.
  • Disponer de normas internas de funcionamiento que se puedan supervisar.
  • Disponer de un sistema en entorno web para dispositivos móviles para atender de manera telemática las quejas o consultas de los usuarios cuando los servicios se hayan contratado para este sistema.

Contratación de un seguro

Respecto al régimen de prestación del servicio, el decreto estipula que los usuarios del taxi tengan identificados perfectamente los elementos básicos del servicio, sobre todo las tarifas. En las empresas de mediación se les exige tener contratada una póliza de seguro de responsabilidad civil por el importe que determine la administración competente en función del número de licencias de taxi vinculadas.

También aborda el régimen económico y de facturación del servicio. En este caso, las cuantías deben corresponder a las tarifas establecidas en cada caso para la prestación del servicio de taxi de que se trate, incluidas las que estén fijadas, en su caso, de forma específica por los servicios de taxi que sean contratados a través de una empresa de mediación. El decreto da un año de plazo para que las empresas que actualmente ya realizan la actividad de mediación se puedan adaptar.

El Gobierno regula la contratación y comercialización de los servicios de taxi para garantizar los derechos de los usuarios y evitar los fraudes

Más información