Temporada de bolets
  • Imprimir

Temporada de setas

Cataluña goza de una conocida tradición de setas. Al llegar las lluvias del otoño, un gran número de personas se desplazan a los bosques con el afán de pasar un rato de ocio y llenar de setas los cestos. Pero hay que vigilar: algunas especies son tóxicas y muy peligrosas. El desconocimiento y la confusión con especies comestibles de aspecto similar hacen que se produzcan intoxicaciones, algunas incluso mortales. El criterio básico para evitarlas es consumir únicamente aquellas setas que se saben identificar sin lugar a dudas.

Entre las especies variadas de setas que crecen en los bosques catalanes hay que son comestibles y hay tóxicos. Las más frecuentes en Cataluña son el higróforo, el rebozuelo, el robellón, el níscalo, la negrilla, el higróforo escarlata y la trompeta de los muertos.

La casi totalidad de las intoxicaciones mortales son debidas a la 'Amanita phalloides', seta muy tóxica y bastante frecuente. Entre las variadas especies de setas que crecen en nuestros bosques hay algunas de tóxicas. Por desgracia, casi cada año, al llegar la temporada de las setas, se producen accidentes, algunos incluso mortales, a causa del consumo de setas tóxicas. Le ofrecemos un listado con las setas tóxicas más frecuentes en Cataluña, indicando también las especies comestibles con las que se pueden confundir.