Adopto i/o acullo un infant
Adopto i/o acullo un infant
  • Imprimir

Acogimiento familiar

El proceso de tramitación del acogimiento familiar

¿Qué es?

Es una de las formas de ayuda y protección de los menores que se encuentran en una situación familiar que hace que tengan que vivir fuera de su familia de origen. La acogida ofrece una alternativa a estos menores.

Es una medida temporal para ofrecer a los menores el mejor entorno posible para crecer hasta que su familia resuelva los problemas que le impiden de ocuparse.

Tipos de acogimiento y duración

En función de las necesidades de los menores y la situación de la familia biológica, existen seis tipos de acogimiento:

  1. Acogimiento de urgencia y diagnóstico: Este acogida permite que el niño viva con una familia mientras se realiza el estudio sobre las circunstancias que han aconsejado separarlo de la familia de origen. Es un tipo de acogimiento dirigido a niños de hasta seis años. La duración del acogimiento será el tiempo necesario para llevar a cabo el estudio de la situación del niño y de la familia de origen.
  2. Acogida de corta duración: El niño es acogido por una familia con el fin de retornar a su entorno familiar antes de dos años.
  3. Acogimiento de larga duración: El niño es acogido por una familia mientras su entorno familiar de origen supera los problemas que pueden requerir un tiempo más largo de recuperación. El acogimiento se prevé superior a dos años.
  4. Acogida de fines de semana y vacaciones: Es un tipo de acogimiento dirigido a niños mayores de nueve años, los cuales están ingresados ​​en centros residenciales y necesitan disfrutar de un ambiente familiar. El niño convive con la familia colaboradora durante los fines de semana y las vacaciones escolares. Este acogimiento se prolonga el período de tiempo que se considere beneficioso para el niño.
  5. Acogida en unidades convivenciales de acción educativa: Está dirigido a niños y adolescentes tutelados, con necesidades educativas especiales, enfermedades crónicas y/o trastornos de conducta, y grupos de hermanos que requieren una atención más especializada. Estos acogimientos deben poder ofrecer un entorno familiar en el que uno de los miembros de la familia tenga una titulación específica, formación y experiencia para atender las necesidades especiales de estos niños y adolescentes.  
  6. Acogimiento permanente: Se acordará si se prevé que el desamparo será definitivo y no se considera más favorable para el interés del niño o el adolescente la aplicación del acogimiento preadoptivo o cuando éste no sea posible.

¿Qué se debe hacer para ser familia acogedora?

En este enlace encontraréis los pasos a seguir para formalizar el trámite de solicitud:

Información relacionada

Situación de los menores que pueden ser acogidos

Los menores que necesitan una familia de acogida han vivido situaciones difíciles que les han llevado a la separación de su núcleo familiar de origen y están en situación de desamparo.

Las circunstancias personales de estos menores son muy diversas: pueden ser pequeños o grandes (desde bebés hasta dieciocho años), de diferentes culturas, con hermanos o sin, y pueden presentar necesidades educativas especiales.

¿Quién puede acoger un menor?

Desde el punto de vista legal, los y las solicitantes deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Estar en pleno ejercicio de los derechos civiles.
  • Ser mayores de 25 años y tener al menos 14 años más que la persona acogida.

Sólo se admite el acogimiento para más de una persona en el caso de los cónyuges o de las parejas que conviven con carácter estable. En estos casos, basta que un miembro de la pareja haya cumplido 25 años.

Pueden acoger a un menor las personas o familias que quieren colaborar en el cuidado de los menores que no pueden estar con su familia de origen durante un tiempo.

Las personas solicitantes deben gozar de una situación afectiva equilibrada, disponer de tiempo, tener una actitud educativa flexible y un entorno familiar socializador para el menor acogido. Deben estar dispuestas a colaborar con los profesionales técnicos que acompañan el proceso de acogimiento. Para el acogimiento, todos los miembros de la familia, incluyendo hijos e hijas, si los hay, deben estar de acuerdo.

¿Dónde se puede hacer el ofrecimiento?

La persona o familia que esté interesada en hacer una acogida se dirigirá al Instituto Catalán de la Acogida y de la Adopción (ICAA), que tiene representaciones territoriales en las ciudades de Barcelona, Girona, Lleida, Tarragona y Amposta, o bien debe concertar una cita con una Institución Colaboradora de Integración Familiar (ICIF).

Proceso de valoración de las solicitudes

Una vez presentada la solicitud de acogimiento, las personas solicitantes siguen un proceso de valoración, que comprende al menos dos entrevistas individuales y una entrevista en su domicilio. También es necesario que asistan a unas sesiones formativas específicas para familias acogedoras.
Este estudio y valoración dará lugar a un informe psicosocial referente a la unidad familiar, que incluye también una aproximación a las características de los menores susceptibles de ser acogidos por cada familia o persona y el tipo de acogimiento más idóneo.
De este proceso de valoración se encargan las ICIF acreditadas por la Generalitat de Cataluña.
Aspectos que se tienen en cuenta para valorar las familias o personas que quieren acoger a un menor:

Características personales

  1. Ausencia de enfermedad física o psíquica que imposibilite la atención al menor;
  2. Capacidad de adaptación ante nuevas situaciones;
  3. Estabilidad emocional;
  4. Posibilidad de dedicación.

Circunstancias socioeconómicas

  1. Medios de vida suficientes;
  2. Vivienda en condiciones adecuadas.

Otras circunstancias

  1. Capacidad educativa y entorno familiar directo que pueda apoyar la tarea educativa.
  2. Motivación adecuada a la finalidad del acogimiento.
  3. Voluntad de acogerse compartida por todo el núcleo familiar que convive.
  4. Aceptación, si procede, de la relación del niño con su familia biológica y de facilitarle el retorno y aceptación de la historia, la identidad y la cultura propias del menor.
  5. Voluntad de colaborar y aceptar el seguimiento y el asesoramiento técnico del proceso.

Proceso de acogida
Cuando es el momento, el ICAA propone un menor a una familia. Esta propuesta se hará siempre en interés del menor a partir de sus necesidades. Tras la aceptación se inicia progresivamente la relación del menor con la familia, que en todo momento tiene el apoyo del personal técnico para ayudar tanto a la familia como al menor durante todo el tiempo que dure la acogida.
Según las características del menor y el tipo de acogimiento, se prevén ayudas económicas para las familias o personas acogedoras. 

Fecha de actualización:  05.11.2013