Vull reduir la factura elèctrica
reduir-factura-electrica
  • Imprimir

Quiero reducir la factura eléctrica

El coste de la electricidad en España es el cuarto más elevado en Europa, según recoge Eurostat (datos relativos a 2015).

Para reducir el importe de las facturas, hay que tener en cuenta cómo las empresas eléctricas calculan los precios de acuerdo con las características de los contadores instalados en la vivienda, de la modalidad de contratación y de la tarifa contratada por el usuario.

Y teniendo en cuenta que el porcentaje que se paga del término fijo de potencia es el que más se ha encarecido en los últimos años, una de las medidas para pagar menos es justamente reducir la potencia para ajustarla a las necesidades reales de los consumidores.

Finalmente, tener unos hábitos de consumo responsables también revertirá en un descenso de la factura de la luz.

Los contratos suscritos con comercializadoras de referencia (las empresas que cumplen las condiciones para ofrecer los precios regulados por el gobierno de España) pueden tener estos dos tipos de modalidades:

  • PVPC, precio voluntario para el pequeño consumidor 

Es el más habitual en las viviendas domésticos, con potencia contratada menor o igual a 10 kW, y el precio máximo de referencia que pueden cobrar las comercializadoras a los consumidores que se acojan a esta modalidad.

Características:

  • Aplica el precio real que tenga la electricidad en el mercado.
  • La duración del contrato es anual y se prorroga automáticamente.
  • Libertad para cambiar a otro tipo de contratación y de poder volver siempre al PVPC.

Los consumidores vulnerables que tienen la modalidad de PVPC pueden acogerse al bono social (consulte el apartado "¿Quién se puede beneficiar de un descuento del 25%?").

  • Tarifa fija a doce meses

Si la potencia contratada es inferior o igual a 10 kW y se prefiere un precio estable y uniforme del kW/h durante todo el año, se puede escoger esta modalidad. De todos modos, este precio normalmente es superior al que se paga por el PVPC. Todas las empresas comercializadoras de referencia están obligadas a ofrecer esta tarifa como alternativa al PVPC.

Características:

La duración es anual y hay penalización limitada en caso de rescisión de contrato antes del año (hasta el 5% del precio del contrato por la energía estimada pendiente de suministrar).
Renovación de la tarifa sólo a voluntad de los consumidores.

ATENCIÓN: No hay que confundir la tarifa fija anual con una tarifa plana. El precio de la factura bimensual variará según el consumo de energía durante el periodo calculado. Lo que se mantiene estable es el precio del kW por hora. Este contrato no puede tener otro tipo de servicio asociado tales como mantenimiento, tarifas de gas, seguros, etc.

La tercera opción es optar por las comercializadoras de llibre mercado, independientemente de la potencia contractada:

  • Contractación bilateral

Modalidad recomendada para el consumidor que prefiere negociar las condiciones de su contrato directamente con la comercializadora de libre mercado.
Los consumidores que tengan contratada una potencia superior a 10 kW están obligados a acogerse a esta modalidad. Si no, se les aplicará el PVPC con un recargo del 20%.

Características:

  • Implica ampliar la oferta de empresas comercializadoras sin ceñirse sólo a los productos que ofrecen las de referencia.
  • Incorporan cláusulas especiales o servicios adicionales (como revisiones, mantenimiento, etc). Se recomienda estudiarlos bien para valorar y comparar ofertas.

Existe la figura del consumidor vulnerable, que tiene derecho al llamado bono social con una reducción del 25% respecto del PVPC (precio voluntario para el pequeño consumidor). El descuento se aplica tanto en la potencia como en el consumo de energía, pero no en el importe del alquiler del contador. Se consideran consumidores vulnerables los que cumplen alguna de estas condiciones:

  • Tener una potencia contratada inferior a 3 kW.
  • Tener más de 60 años y recibir la pensión mínima por jubilación, incapacidad permanente o viudedad.
  • Ser familia numerosa.
  • Que todos los miembros de una unidad familiar estén en paro.

Si la potencia es inferior a 3 kW, ya se aplica de forma automática el descuento. Para las otras circunstancias, hay que solicitar esta tarifa a la empresa comercializadora de referencia a través del teléfono que se indica en la factura. El trámite para cambiar a bono social es gratuito. Esta opción sólo la ofrecen las comercializadoras de referencia, no las del mercado libre.

Consulte cómo se puede obtener el bono social.

El consumidor tiene libertad para elegir la empresa que le suministra la electricidad, así como el tipo de oferta según la potencia contratada.

En España hay un centenar de comercializadoras eléctricas. Para escoger la más adecuada se puede utilizar el comparador de tarifas (tanto de electricidad como de gas, así como de ofertas conjuntas) de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Hay que concretar la población donde está la vivienda, el consumo aproximado, la potencia y la tarifa contratadas y si se quieren servicios adicionales. En función de estos parámetros, el comparador mostrará las mejores ofertas.

Fecha de actualización:  13.06.2016